Persona de Interés

Javier Eriberto Rivera Maradiaga “Don Javier”

El hondureño Javier Eriberto Rivera Maradiaga y su familia tenían prósperos negocios en la ganadería, el turismo, la construcción y el transporte. Esos negocios se desplomaron en septiembre de 2013, cuando la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) declaró a seis miembros de la familia “objetivo de persecusión” por tráfico de cocaína. Javier Eriberto es considerado el líder de la banda conocida como Los Cachiros. Junto con su hermano Devis Leonel Rivera Maradiaga, se entregó a las autoridades estadounidenses a finales de 2013 y se convirtió en informantes clave y testigos en varios casos importantes, entre ellos el político y banquero hondureño Jaime Rosenthal Oliva y Fabio Lobo, hijo del ex presidente hondureño Porfirio "Pepe" Lobo.
Javier Eriberto Rivera Maradiaga nació el 20 de abril de 1972, en Tocoa, una ciudad asentada en el litoral del atlántico hondureño. Hijo de Esperanza Caridad Maradiaga López, una mujer dedicada al trabajo doméstico, y de Santos Isidro Rivera Cardona, un agricultor y ganadero conocido como Cachiro. En el norte de Honduras, Cachiro es el disminutivo de Isidro, un alias que el patriarca Rivera heredó a sus hijos: Los Cachiros. En 1995, la familia Rivera Maradiaga, dedicada a la agricultura y ganadería, da señales de bonanza económica: compran inmuebles y adquieren créditos. La Policía hondureña relaciona la bonanza del patriarca Rivera con el robo de ganado, aunque hay documentos que evidencian que el crecimiento económico está relacionado con créditos otorgados por empresas de Jaime Rolando Rosenthal Oliva, un banquero acusado en Estados Unidos por lavado de dinero. El 24 de mayo de 1995, por ejemplo, la Empacadora Continental, empresa de los Rosenthal dedicada al procesamiento, importación y exportación de carne, otorgó un préstamo de 100 mil lempiras a la familia Rivera Maradiaga. Una década después, Los Cachiros crearon Ganaderos Agricultores del Norte, empresa que creció gracias a millonarios créditos que les facilitó el Banco Continental, propiedad de los Rosenthal. Cuando nació la empresa Ganaderos Agricultores del Norte, el 14 de enero de 2005, la sombra del robo de ganado había dejado de perseguir a Los Cachiros y, entonces, su fortuna estaba opacada por el tráfico internacional de cocaína. El protagonista de esa nueva sospecha ya no era el patriarca Rivera sino su hijo, Javier Eriberto Rivera Maradiaga, conocido como “Don Javier” o “Cachiro Javier”. Javier Eriberto tomó un rol protagónico en el manejo de las empresas de la familia. Además de Ganaderos Agricultores del Norte, la familia invirtió en turismo, en construcción, en transporte y en compra de inmuebles por medio de estas otras empresas: Palma del Bajo Aguan, Empresa de Transporte de Brisas del Aguan, Inversiones Turísticas Joya Grande e Inmobiliaria Rivera Maradiaga. En apariencia, “Cachiro Javier” era un hombre exitoso en los negocios. En el 2007, por ejemplo, compró un inmueble en un millón de lempiras y lo registró a nombre de la empresa Ganaderos Agricultores del Norte. Luego, traspasó la propiedad a otra de sus compañías llamada Empresa de Transporte del Norte y logró que el Banco Continental le diera un préstamo de 37 millones de lempiras. Es decir, por la propiedad en la que invirtió un millón de lempiras obtuvo, gracias al préstamo, 36 millones más. El seis de agosto de 2012, apareció la primera señal de que los días de buenos negocios para Los Cachiros estaban por terminar. Ese día, la Policía de Nicaragua capturó a Bismarck Antonio Lara Girón, un hombre que facilitaba vehículos, choferes y combustible para que los alijos de cocaína pasaran de Nicaragua hacia Honduras, donde los recibían los hermanos Javier Eriberto y Devis Leonel. A los hermanos Rivera Maradiaga se les acusó de ser operadores del colombiano “Cártel del Valle del Norte”. Trece meses después de la caída del nicaragüense, el 19 de septiembre de 2013, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) designó a seis miembros de la familia Rivera Maradiaga “objetivos de persecusión por jugar un rol significativo en el tráfico internacional de narcóticos”. Una semana después, la Fiscalía hondureña pidió al Juzgado de Extinción de Dominio “el aseguramiento” de los vehículos, inmuebles y cuentas bancarias de la familia Rivera Maradiaga. El nueve de diciembre de 2013, “Cachiro Javier” fue acusado en la Corte del Distrito Sur de Florida, Estados Unidos, por conspiración y distribución de una sustancia controlada: cocaína. Los documentos dicen que el delito se cometió desde el 2008 hasta el 21 de noviembre de 2013. El seis de mayo de 2015, la Corte del Distrito Sur de Florida remitió el caso a una corte de Nueva York. Junto con su hermano Devis Leonel Rivera Maradiaga, se entregó a las autoridades estadounidenses a finales de 2013 y se convirtió en informantes clave y testigos en varios casos importantes, entre ellos el político y banquero hondureño Jaime Rosenthal Oliva y Fabio Lobo, hijo del ex presidente hondureño Porfirio "Pepe" Lobo.
Nombre
Javier Eriberto
Apellido
Rivera Maradiaga
Aliases
  • Don Javier
  • Cachiro Javier
Organización o célula
Los Cachiros
Fecha de nacimiento
Tipos de negocio ilegal
  • Narcotráfico
  • Lavado de dinero
Lugar de nacimiento
Tocoa, Colón, Honduras
Nacionalidades
  • Honduras
Números de cédula
  • Cédula de identidad: 0209-1972-00282
Países de residencia
  • Honduras
Países de operación
  • Honduras
  • Estados Unidos
  • Nicaragua
Dirección registrada
Barrio La Ceiba, calle principal, casa 234, Tocoa, Colón, Honduras.
Documentos OFAC
  1. 2013-23591 (1).pdf